Buscando...

Destacado

Actualidad


jueves, 22 de junio de 2017

CONAF solicita multa de más de $ 227 millones por tala ilegal de bosque nativo

El organismo forestal presentó una denuncia contra la sociedad inmobiliaria Altos del Yali ante el juzgado de policía local, por la eliminación de 1.73 hectáreas de vegetación en una zona de exclusión de intervención.

Por: www.conaf.cl
Sin contar con un plan de manejo aprobado por la Corporación Nacional Forestal, CONAF, la sociedad inmobiliaria Altos del Yali taló una superficie de 1,73 hectáreas de bosque nativo en la quebrada La Loma, ubicada en el sector Horizontes del Mar, al sur de la comuna de Santo Domingo, con el propósito de desarrollar caminos para un proyecto habitacional.

Además, la empresa ejecutó estos trabajos ilícitos en un curso natural de agua, o sea en una zona de exclusión de intervención, de acuerdo al Reglamento de Protección de Aguas, Suelos y Humedales, que registra el Decreto Supremo n.° 82/2011 de la Ley n.° 20.283 de Bosque Nativo.

Según explicó el director regional (s) de CONAF Valparaíso, Leonardo Möder, la institución forestal, por estas infracciones, “presentó una denuncia contra la sociedad inmobiliaria Altos del Yali ante el Juzgado de Policía Local de Santo Domingo, donde hemos solicitado, primero, la paralización de las faenas, y segundo, la aplicación de una multa de $227.455.410 y la reforestación del mismo terreno afectado, lo que denominamos reforestación in situ”.

Agregó que los trabajos ilícitos consideraron la eliminación “de casi 500 árboles autóctonos, de especies como espino, molle, boldo, bollén, arrayán, peumo, maqui, maitén, quillay, litre, tevo, colihue, quebracho y corontillo”.

Asimismo, Möder sostuvo que esta corta no autorizada provocó erosión en el suelo, dañó el hábitat de la avifauna local, alteró el paisaje boscoso en la zona, e interrumpió el ciclo hidrológico de la cuenca.

Por su parte, el jefe regional de la Sección de Fiscalización Forestal de CONAF, Marcelo Pérez, manifestó que “la Ley de Bosque Nativo, en las normas de protección ambiental, en el título tres, establece como bienes jurídicos protegidos los glaciares, humedales, cuerpos y cursos de agua, y los suelos frágiles. En este caso se intervino un curso de agua en quebrada, que drena naturalmente las aguas que fluyen en la subcuenca del sector”.

Finalmente, el experto detalló que “la superficie afectada se determinó a partir de inspecciones prediales y fotografías aéreas capturadas a través de un vuelo no tripulado (dron)”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Back to top!