Buscando...

Destacado

Actualidad


lunes, 5 de marzo de 2018

Recursos humanos para el combate de incendios forestales crecieron un 48% entre 2014 y 2018

 Fuente: CONAF. 

(05/03/18) Estas cifras y otros indicadores referentes a la ocurrencia de incendios forestales y recursos para su combate, corresponden a un balance preliminar para el periodo 2014-2018, dado a conocer en conjunto por CONAF y ONEMI.


En materia de recursos humanos, desde los inicios de la actual gestión hubo un incremento de un 48%, tomando en cuenta que durante el período 2014-2015 operaban 140 brigadas y hoy existen 207.Asimismo, el esfuerzo humano se ha visto apoyado por el aumento del recurso aéreo, que alcanza el 193%, considerando que el transporte de personal y combate de incendios forestales correspondiente al período 2014-2015 contó con 14 aeronaves. En cambio, actualmente se disponen de 41 medios aéreos, entre helicópteros, aviones cisternas, aviones de detección, coordinación y monitoreo y aeronaves de operación remotas.

El balance preliminar también indica que en 2018 (aun cuando la temporada todavía no concluye) se registró una baja sustantiva en la superficie afectada por incendios forestales, concretamente de un 95% respecto de 2017, cuando se registró la gran catástrofe de siniestros masivos.

Las cifras que respaldan este porcentaje indican que son 28.721 las hectáreas afectadas en el actual período al 1 de marzo de 2018, contra las 566.003 ha afectadas al mismo período de la temporada pasada.

No obstante lo anterior, el número de incendios forestales de este período es muy similar a la temporada pasada, con alrededor de 5 mil eventos.

Por ello, el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, hizo un llamado a la comunidad para prevenir los incendios forestales y para tener una conducta responsable con el uso del fuego en zonas vegetacionales.

De hecho, las autoridades de CONAF y ONEMI alertaron respecto de que se haya experimentado un alza aproximada del 20% en la causalidad de negligencia de los incendios. Recordemos que el 99,9% de los siniestros son provocados por la acción humana, a las que se suma la intencionalidad y descuido.

Por ello, Cavieres insistió en que “se requiere un cambio importante en el rol de la sociedad. Aquí la tarea de la prevención no puede ser exclusivamente del Estado. Si no participamos todos y todas, desde el nivel local hacia arriba, el trabajo que puedan desarrollar los distintos servicios públicos y privados en la prevención no tendría sentido”, explicó.

Andrés Ibaceta, jefe de la división de protección civil de ONEMI, sostuvo que el balance presentado por CONAF es positivo desde el punto de vista de la afectación o hectáreas dañadas por los incendios forestales. “El reforzamiento -dijo- tanto en acciones de prevención como de combate no sólo ha sido desde CONAF, sino también una tarea en las diferentes líneas de acción y gestión de todos los integrantes del Sistema de Protección Civil, incluyendo los municipios y la comunidad. El fortalecimiento ha sido económico, pero también en términos de capacidades y de educación frente a estos siniestros”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Back to top!